SOY
ESCRIBO
TENGO
RECUERDO
PIENSO
DIGO
DICEN
HAGO
CONFIESO
COMPARTO
ESTOY
       
  Trabajo por placer
Escribo; luego existo
Pasión y/u obsesión
Disfruto casi todo
Escribo; luego existo

Ya lo dije. Lo disfruto casi todo. Digo “casi” para disfrutarme también la idea de algo muy delicioso que me está prohibido aún disfrutar.

Disfruto, por encima de todo, el tiempo que paso con mis hijos. Lo digo con absoluta honestidad aunque parezca “políticamente correcto”. Mis hijos son quienes más viva me hacen sentir, la razón por la que no me permito ser infeliz y no lo soy.

Disfruto de mis amigos, qué despiertan en mí los sentimientos más diversos y genuinos, sentimientos que se salen a veces de todo margen, de toda estructura, de la solemne palabra amistad. Tengo que hacer un gran esfuerzo por disimular lo mucho y lo bien que los amo, no sea que se espanten o se confundan.

Disfruto de mi familia, tan locos todos, tan esclavos de la sangre, tan emocionalmente dependientes de una genética caprichosa y pendular. Aprendo de lo que ellos tienen de mí y de lo que yo tengo de ellos.

Disfruto del amor, inconforme de que tengamos sólo un cuerpo limitado para expresar algo que se escapa a nuestra comprensión.

Disfruto de “lo malo” y lo más jodido de la vida, que me permite apreciar tanto “lo bueno” , y además porque es el período donde más aprendo a ser mejor persona.

 

 
      Libros publicados Libros traducidos