Yani Canetti
   
SOY
ESCRIBO
TENGO
RECUERDO
PIENSO
DIGO
DICEN
HAGO
CONFIESO
COMPARTO
ESTOY
       
  Tres juguetes al año
¡Odio los libros!
La otra “yo”
Metidas de pata
Mi casa, mi ciudad
37 veces
Cuentan que era racista
Malas palabras
Canciones inconclusas
Ay, Freud
Metidas de pata

No puedo recordar cuántas y cuáles son las metidas de pata. En serio, son muchas.

He espantado a pretendientes que han estado a punto de darme un beso por algo tremendo que les dije justo antes. He malogrado momentos sublimes de intimidad. He echado a perder los mejores chistes.
He asustado sin querer a religiosos, hombres fieles, señoras caritativas y al mismísimo Dios en camiseta. He logrado que alguien que me consideraba un portento de decencia y candidez, niña de su casa, crecida al amparo de una abuela, se haga toda clase de ideas acerca de mi mente perversa por algo ingenuo que dije.

Pero de todas las metidas de pata, las más comunes son aquellas en las que hablo con desenfado de lo que pienso, sin imaginar qué o a quién afecto.
Aprovecho ahora para pedir disculpas por las metidas de patas pasadas y me disculpo de antemano por las futuras.

 

Continuar >

 
      Libros publicados Libros traducidos